Una explicación detallada y convincente – Traducir Cuba

0


Muchas familias utilizan el pasta de las remesas para renovar sus hogares. (14ymedio)

14ymedium más grandeElías Apego Feroz, economista, 21 de julio de 2021 – El presidente Biden ordenó a su distribución realizar un riguroso estudio de las remesas que se envían desde Estados Unidos a Cuba. El objetivo es determinar cómo los residentes estadounidenses pueden remitir pasta al país sin beneficiarse. desde el situación del régimen comunista. La idea es que las remesas deben servir para desear una mejor calidad de vida a los cubanos y no en beneficio del régimen, idea que tropieza con hechos indiscutibles.

La capital cubana está completamente controlada y determinada por el estado. Los medios de producción son de propiedad estatal y las lagunas que existen para la empresa privada son muy estrechas y complejas porque requieren acudir al mercado aciago mientras operan en la mira de la Seguridad del Estado.

Siendo ese el caso, este reunión de trabajo de remesas creado por Biden tendrá dificultades para resolver el rompecabezas del Sudoku que «identificará la forma más efectiva de remitir remesas directamente al pueblo cubano». sin acontecer por el control del régimen. Otros lo han probado ayer y terminaron tirando la toalla.

No cerca de duda de que las remesas que los cubanos residentes en Estados Unidos envían a sus familiares en la isla se convirtieron en la principal fuente de divisas para la capital cubana durante la pandemia. Sin turistas, sin petróleo venezolano para reexportar, con ingresos limitados de médicos destinados en el exógeno, sin inversión extranjera y sin exportación de haberes, el régimen ha ideado una serie de medidas para drenar este flujo de remesas en torno a las arcas del Estado.

Con cada paso que dieron los mecanismos de control establecidos por la Distribución de los Estados Unidos para sostener que las remesas llegaran a su destino deseado, el régimen cubano respondió con duras bofetadas, manifestando su absoluta competición a perder el control del pasta que ingresaba por esta vía al país. . Han sido meses de lucha intenso, en los que nadie ha aparecido vencedor. Solo los cubanos que tienen familiares en el exógeno han sido perjudicados por las medidas que se han tomado, a entreambos lados del Cartuchón de Florida.

El tema de las remesas y sus bienes es perfectamente conocido en la letras económica. Por lo tanto, el reunión de trabajo del presidente Biden haría perfectamente en descubrir todo el trabajo publicado por The Havana Consulting Group en los últimos primaveras, donde se elabora la dinámica de los procesos económicos que subyacen a este financiamiento.

A modo de esquema, préstamo algunas conclusiones. Las remesas son necesarias para que muchas familias cubanas salgan de situaciones de miseria. Pero no pueden utilizarse como caudal de inversión ni destinarse a empresas ileso en algunos casos. Siquiera se pueden utilizar fácilmente para vivienda, porque no existe un situación reglamentario para ello.

Las remesas tienden a gastarse en artículos esenciales comprados en tiendas de moneda convertible autónomamente (MLC), y cuando alcanzan un cierto nivel, las familias las usan para disfrutar de algún placer adicional, en restaurantes u hoteles de propiedad privada pero estatal.

En normal, no conducen a mejoras en el dotación del hogar, en el índice de motorización y siquiera ayudan a financiar préstamos bancarios, conveniente a los precios y la inseguridad que generan estos gastos, casi siempre ligados a la explicación del origen del pasta. . Por todas estas razones, gran parte del pasta de las remesas se traslada a los mercados informales, tanto de cambio como de materias primas. Incluso en estas condiciones, el estado ejerce su control.

El ejemplo más evidente es que la capital comunista de Cuba ha sido preparada por el gobierno para dominar y drenar las remesas que llegan a los cubanos, pero es incapaz de suscitar valencia anejo con ellas.

Por ello, las remesas a Cuba no han significado una mejoramiento en el mejora financiero, el bienestar o el mejora poblacional, como ocurre en otros países, sino que generan un círculo vicioso de dependencia que de ninguna modo puede ser considerado positivo para el país. capital.

De lo aludido se puede concluir que el 80-90% de las remesas que llegan a Cuba terminan en manos del régimen, recicladas para sus operaciones, casi siempre de gastos corrientes improductivos. Es insalvable. El dueño de los activos productivos del país solo tiene que destapar las manos para que caigan los dólares. El control que ejerce el gobierno comunista sobre el sistema financiero y bancario es categórico. De hecho, los bancos funcionan como oficinas estatales con vínculos directos con la seguridad del estado como agentes de información.

Por otra parte, las comunicaciones y las nuevas tecnologías incluso están bajo el control del Estado, porque incluso son de su propiedad. Cursar pasta a Cuba a través del sistema financiero y las nuevas tecnologías significa ponerlo directamente en las arcas del Estado, del que Biden no quiere beneficiarse con las remesas. Si otros han fracasado en esta empresa, ¿cuáles son las posibilidades ahora de que el pasta de los cubanos que huyeron del país en el que no querían conducirse sirva para apoyar su gobierno imperioso?

Las protestas que han sacudido la isla desde el 11 de julio pueden ser un argumento válido para impulsar este tema. La escasez crónica de productos básicos, las restricciones a las libertades civiles y la mala dirección de la Orden de Trabajo por parte del gobierno, pegado con el brote del coronavirus, han elevado los niveles de malestar social a niveles inesperados. Y el gobierno lo sabe. Su reacción violenta y descontrolada es desproporcionada a las protestas sociales plenamente justificadas por la situación económica. Renunciar a las posiciones de numantina * en las reservas está al importancia porque el régimen lo necesita.

Pero si no se prórroga nulo de un gobierno que ha estado acostumbrado a desaguarse con la suya durante 63 primaveras, quizás un poco más de proactividad podría ser interesante. Suspender las remesas por algún tiempo hasta que se identifique a los responsables de la represión de las manifestaciones, o detener cualquier expedición hasta que los más de 500 detenidos tras las protestas salgan de la mazmorra, puede ser una buena forma de abrir a recrearse con mano firme, un selección que el régimen comunista habrá perdido ayer de comenzar.

Su dependencia de las remesas en el contexto presente en el que Venezuela ya no puede cumplir con sus compromisos es fundamental. Vincular la continuidad de las remesas a pasos que el régimen nunca daría por iniciativa propia puede ser una buena materia para que todos comprendan qué hay frente a todo en el situación de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

Es la doctrina del palo y la zanahoria que los regímenes autoritarios reacios a conceder reformas son perfectos. Entonces habrá tiempo para socorrer un supuesto mejora de relaciones diplomáticas y consulares entre los dos países.

Si la Casa Blanca tiene éxito, que así sea. Todo lo que pueda ayudar a solucionar una transición a la democracia, las libertades y los derechos humanos de los cubanos es primordial.

Algunos dirán que las remesas son indispensables para los cubanos que las reciben y estarían perfectamente en lo cierto.

Pero la arbitrio, la democracia y el pluralismo político son fundamentales para todos los cubanos. Y este es el mensaje que se debe transmitir a la tiranía. Veamos si quieren entender.

* Nota del traductor: La expresión española Defensa numantina puede estar de moda para indicar una última resistor desesperada y suicida contra las fuerzas invasoras. (Fuente: Wikipedia)

Thomas A.

____________

COLABORA CON NUESTRO TRABAJO: El 14ymedio postura por un periodismo serio que refleje la ingenuidad cubana en toda su profundidad. Gracias por acompañarnos en este espléndido delirio. Te invitamos a que sigas apoyándonos desde conviértete en miembro de 14ymedio Ahora. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.