«Matar una vacuno no es nulo nuevo en el resto del mundo», pero en Cuba lo es – Traducir Cuba

0


Los ganaderos vendían la carne degollada a los habitantes de Los Pinos. (Delante)

14ymedium más grande

14ymedio, La Habana, 7 de junio de 2021 – Según cálculos de las autoridades, aproximadamente del 6% de los ganaderos de Camagüey podrán comerse su manada y venderlo. La provincia, históricamente la de decano potencial para el sector, celebró a lo sobresaliente durante el fin de semana el primer sacrificio y la traspaso de carne por parte de los ganaderos que cumplieron con la reglamento gubernativo que permite la disposición del manada una vez cumplidos los compromisos con el estado. han sido respetados.

Rubén Pérez Benítez, uno de esos agricultores, dijo con entusiasmo a la prensa regional que era «un sueño hecho verdad» lo que impulsa a los trabajadores de su finca corriente a seguir intentando tener un remanente el próximo año. “Es un orgullo para los agricultores poder inmolar su propio animal para proveer a la comunidad. No hicimos nulo extraordinario, aumentamos los animales en militar y las novillas, además nos quedamos sin los 38.000 litros de látex que teníamos bajo pacto y además con la carne de bóvido ”, explicó a Delante.

En abril, el gobierno anunció un paquete de 63 medidas para estimular la producción de alimentos que incluía la liberalización del sacrificio, el consumo y la traspaso de carne vacuna y látex como medida esencia.

En mayo de 2020, la evaluación de la actividad de los criadores comenzó a dar las autorizaciones y, según según según Avanzar , Se incorporan 600 criadores de Camagüey. Teniendo en cuenta que el año pasado las autoridades estimaron que aproximadamente de 10.000 familias viven de la grey en la provincia, solo el 6% de ellas logra traicionar sus excedentes. Una sigla, al menos, superior a la de Sancti Spiritus, donde los que cumplen los requisitos no llegan al 1%.

El sábado fueron masacrados con gran fanfarria los primeros seis ejemplares, pertenecientes a la Cooperativa de Crédito y Servicios (CCS) José Antonio Echeverría, del municipio de Camagüey, y la dirección de la Empresa Agrícola Triángulo Tres. En el «evento» se vendieron 3 libras de carne de res a cada una de las 358 casas de Los Pinos y la misma cantidad se donó a 15 familias vulnerables.

Pérez Benítez, de la finca El Sueño, dijo que hay 120 animales en su propiedad, incluidas 42 vacas y que así como él ha cogido este hito, otros pueden hacerlo si trabajan. “Todavía tenemos siete animales por inmolar en lo que resta de 2021 y lo haremos cuando queramos, solo tenemos que hacer el pedido y en una semana como mayor se hace”, se felicitó.

La Avanzar El folleto además conversó con Julio Cabrera, vaquero y presidente de la cooperativa José Antonio Echeverría, quien consideró un «motivo de orgullo» que los ganaderos aportaran 100 libras de res con un precio pactado de 60 pesos la libra de carne, 20 de ternera y 15 para hueso rojo.

“Tienes que ser eficaz y tener control sobre las masas para poder cosechar los beneficios. Ahora tenemos que cambiar nuestra mentalidad. Son medidas revolucionarias en el interior de la Revolución ”, dijo con un alarde redundante.

El mismo diario oficial admite al inicio del artículo lo inusual que es que esta información sea digna de mención. “Que los criadores sacrifiquen animales del boyada para consumo o comercialización no es nulo nuevo en el resto del mundo; pero como todos sabemos, nuestro archipiélago está repleto de singularidades increíbles, inimaginables, encantadoras y otras absurdas, ¿por qué no? lee el texto.

La provincia de Camagüey, gracias a su extensión y su condado, ha liderado el sector a lo generoso de la historia. En 1953 había 1.103.000 cabezas de manada, el 27,4% del total del país. En 2020, sin secuestro, hubo 600.000, año en el que murieron 41.000 animales, la mayoría de ellos por desnutrición.

Los datos del año pasado en el sector vaquero fueron devastadores. En el primer semestre del año, la provincia registró la homicidio de 17.000 vacas por desnutrición y una disminución del 30% en la producción de látex. A esto se sumó la desvaloración tasa de demografía, que llevó a 5.982 cabezas de manada menos que el año precedente. Todo esto a pesar de Camagüey con varias familias involucradas en un esquema del Fondo Internacional de Ampliación Agrícola (FIDA), de Naciones Unidas, ratificado en 2016 y que se extenderá hasta 2024, con un costo de 50 millones de dólares.

El esquema tenía como objetivo «promover el crecimiento sostenible del sector vaquero mediante el aumento de la producción y traspaso de látex y carne», ya que el negocio «una vez floreció en la zona» pero «ha declinado desde la división de 1990 por desidia de inversión».

____________

COLABORA CON NUESTRO TRABAJO: La 14ymedio reto por un periodismo serio que refleje la verdad cubana en toda su profundidad. Gracias por acompañarnos en este generoso delirio. Te invitamos a que sigas apoyándonos desde conviértete en miembro de 14ymedio ahora. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.