Las empresas estatales cubanas necesitan licencia y derechos de propiedad para ser eficientes – Translate Cuba

0


José Martí en la Plaza de la Revolución, La Habana, Cuba. Foto: MJPorter

14ymedium más grande14ymedio, Elías Inclinación Colérico, Economista, 19 de julio de 2021 – Otro cuestionario a la sagacidad. ¿Fallará? En medio de la crisis precipitada por la golpe social contra el gobierno derivada de la severa crisis económica provocada por el Actividad de clasificación * (Tarea de pedido), el régimen de Díaz Canel ha decidido aplicar una serie de parches para salir de apuros, como autorizar a los viajeros al país a importar alimentos, artículos de aseo y medicinas, emitir una cartilla de racionamiento a la población transeúnte y, lo que atrapó. nuestra atención en este blog: la matanza de la obligación de utilizar la tabla de sueldos para el cuota de sueldos en las empresas estatales.

Esta última es una medida tan arriesgada que dijo el Ministro de Trabajo y Seguridad Social, presentándola en una traducción de la Mesa Redonda en la TV cubana, «la transformación que proponemos en la empresa estatal socialista cubana no tiene precedentes, porque le da a la propia institución tiene la capacidad de fijar los salarios de sus trabajadores. Por consiguiente, no se proxenetismo de una propuesta cosmética, sino de gran profundidad. Positivamente un punto de inflexión «.

Y ella tiene razón. Es cierto que este tema viene siendo discutido desde hace algún tiempo en los Lineamientos, con el objetivo de proteger la empresa estatal socialista, que, en el obsoleto maniquí financiero y social que gobierna el país, sigue siendo «el actor fundamental de nuestra finanzas. ”, En el entendido de que esta disposición confiere mayores competencias a la empresa estatal. Pero como tantos otros números, se guardó en un cajón esperando mejores tiempos. ¿Es ahora el momento adecuado para embarcarse en este tipo de aventuras?

El ministro explicó en su intervención que en los dos últimos abriles se han suficiente 37 medidas en materia de ingresos, citando expresamente la matanza de todas las directivas linde vinculadas a los resultados de la obra; de los límites administrativos que tenía el favorecido (el linde lo establece la eficiencia que la empresa es capaz de crear).

Por otra parte, el cuota del préstamo de la utilidad al final de cada trimestre lo diferencia específicamente de lo que se hacía anteriormente, porque es una utilidad proporcional al aporte individual de cada uno de los trabajadores. Finalmente, mencionó el nuevo salario de suspensión desempeño, que además permite diferenciar los ingresos de los trabajadores. Lo cierto es que ninguna de estas medidas ha supuesto mejoras significativas en la papeleo empresarial, legado el mal funcionamiento de la finanzas, por lo que no podemos esperar ninguna mejoramiento en esta ocasión.

En breviario, el ministro indicó que su sección está mejorando los mecanismos de cuota del sistema empresarial y destacó que esta nueva medida relativa a la matanza de la obligación de utilizar la escalera salarial para el cuota de salarios en las empresas estatales se pretende como un objetivo “Hacer más efectivo y productiva la empresa estatal socialista, pero basada en una papeleo efectivo de los bienes humanos”. ¿Lo logrará?

El investigación de algunos de los aspectos relacionados con la prestación nos lleva a programar algunas dudas.

Por ejemplo, es cierto que se está flexibilizando el mecanismo de fijación de los salarios de los trabajadores y se anuncia explícitamente que, para acreditar más, la empresa debe desempeñarse mejor. Hay un factor de productividad y competitividad detrás de la propuesta, pero no está lo suficientemente verificado, ya que la propia ministra agregó que si tiene resultados positivos, esto no significa que pueda acreditar salarios más altos de inmediato.

Y por eso el ministro insiste en que primero se deben obtener los resultados requeridos. ¿Cuales? ¿Cuándo? ¿En que punto? Con que talla Hay demasiados temas, y todos ellos relevantes, como para dejarlos al azar. Los trabajadores cubanos exigen aprender más. No hay cero que cause más frustración en un trabajador que esperar un aumento de sueldo derivado de su compromiso y observar que el esfuerzo, una vez realizado, no se compensa.

En segundo espacio, esta medida estipula que la empresa debe financiar el salario con sus ingresos por ventas. En otras palabras, en este caso no se permite ninguna intervención del presupuesto estatal. La institución debe poder financiar su fondo de paga. Parece regular, pero en cuanto se concreta el contenido de esta propuesta, se ve que no irá a ningún flanco.

¿Qué pasa con esas empresas estatales que «venden» toda su producción al estado o sector presupuestado, y son mayoría? En estos casos, ¿se les prohibirá acreditar salarios sin obligación del saldo? ¿Se entenderá el trabajo para el Estado como «intervención»? ¿El gobierno está considerando empresas estatales que hacen negocios con el sector privado o exportan?

Otro aspecto de la disposición se refiere a que ningún trabajador puede acoger un salario inferior al pequeño establecido en el país, que actualmente es de 2.100 pesos mensuales. En sinceridad, no existen estadísticas sobre la estructura salarial de las empresas estatales, pero en caudillo sus salarios están mayormente por encima del promedio porque las categorías profesionales tienden a instalarse los escalones por encima de la mediana. Y, por supuesto, muy por encima del pequeño.

Parece una contradicción establecer salarios mínimos para una entidad que nace a través de la ordenamiento del trabajo para ganar competitividad y productividad. En cualquier caso, el senador elimina una opción que podría estilarse para asignar bienes de forma efectivo por un tiempo, y que dependiendo de cómo vaya la empresa, se podría obtener una mejor productividad más delante. El salario pequeño, incluso en economías estatales como Cuba, es un freno al empleo, especialmente para los jóvenes.

Y, en cuarto espacio, esta medida requiere una implementación graduado y, por otra parte, se pretende que sea precedida de un «software de mejoramiento integral», que incluye la ordenamiento del trabajo en la institución beneficiaria. Como no podía ser de otra forma, la Universidad Tecnológica José Antonio Echeverría (Cujae) es la encargada de asesorar al Ocupación en este proceso y, en la medida que se extienda a las provincias, las universidades locales podrán hacer lo mismo.

No se ha hendido una sola opción para los autónomos que pueden ofrecer sus servicios de consultoría empresarial a precios y condiciones mucho más competitivos que las universidades o centros de investigación que abren una vía compartimentada y estancada para obtener una renta complementaria. Otra oportunidad perdida.

Según informó el ministro en la Mesa Redonda y, irresoluto de la publicación de la norma reglamento, la ordenamiento salarial debe demostrar en los principios de equidad, proporcionalidad (porque el salario se paga en correspondencia con el tiempo actual trabajado) y dinámica ( el salario se fija en correspondencia con los resultados de la empresa).

Este principio se toma incluso en contra de la tendencia, cuando se establece que la planificación de pérdidas no será admisible, es afirmar, no será posible acreditar un salario superior en un centro con pérdidas, y en todo caso no debería tener reducción del nivel de beneficio actual obtenido en el año precedente, porque si la intención es incrementar la eficiencia, es necesario incrementar la utilidad.

La empresa, entre otras cosas, está autorizada a aplicar otros incentivos económicos relacionados con la productividad de los trabajadores y el logro de objetivos específicos y estratégicos de la ordenamiento, como por ejemplo, sistemas de cuota adecuados o sistemas de cuota por resultados y, en este En este caso, la entidad puede considerar indicadores que tengan que ver, quizás, con la cobranza, el nivel de ventas, el acortamiento de ciertos plazos para la realización de los procesos. Sería interesante conocer, con datos oficiales, el impacto de estos mecanismos de cuota en la actividad de las empresas estatales cubanas.

En todo caso, la disposición establece que es la empresa la que dice cuál es el diseño de su sistema de cuota con una parte fija del salario que devengará el trabajador por la amparo diaria al trabajo, acompañada de una parte móvil del salario. Por ello, se mantienen los sistemas de cuota a destajo y los actuales mecanismos de distribución de beneficios, tanto al cerradura del adiestramiento como al préstamo de beneficios al cerradura de cada trimestre, así como el cuota por suspensión rendimiento.

La medida, sin retención, elimina las directivas administrativas de los órganos y organismos referentes a estructuras y modelos, por lo que si la empresa aumenta el aporte para la realización de la inversión estatal prevista por el plan, podrá incrementar su fondo salarial.

El ministro precisó que está considerando iniciar la implementación de la medida por sectores con «excelentes resultados», con ingreso ordenamiento del trabajo y adecuada contabilidad y que, en todo caso, se dirá más delante para qué sectores la implementación de la experiencia. Parece prudente y podría evitar fallas en la implementación generando procesos de estudios basados ​​en buenas prácticas que se pueden seguir en otras empresas.

El ministro precisó que en cuanto las entidades del sector empresarial que quieran aplicar la medida certifiquen que tienen las condiciones creadas, se podrá implementar, sin tiempos de prórroga, con la estimación de que el próximo año verá cómo avanza la experiencia.

Incluso se cree que, luego de que la medida se generalice en 2022, las empresas que no cuenten con las condiciones aprobadas mantendrán el sistema de cuota que tienen actualmente hasta que demuestren que sus condiciones han cambiado. Las autoridades han planificado un proceso de capacitación integral a nivel franquista para la período de implementación, con apoyo escolar.

Es importante señalar, con saco en lo precedente, que esta medida que elimina la obligación de utilizar la escalera salarial para el cuota de salarios en las empresas estatales no es en modo alguno una seguro de mejorar el funcionamiento de dichas organizaciones en el país cubano. maniquí social comunista.

Las empresas estatales cubanas necesitan urgentemente otro tipo de medidas estructurales y legales que les permitan negociar en condiciones similares a las que se encuentran en una finanzas de mercado. Y sobre todo, lo que piden es menos intervención estatal, más licencia de intrepidez, acumulación y distribución de la riqueza, independientemente de las trabas y trabas administrativas. La licencia económica y los derechos de propiedad además son esenciales para las empresas estatales.

* Nota del traductor: La convocatoria «Tarea de pedido» – Clasificar actividades – es un conjunto de medidas que incluye la matanza del Peso Cubano Convertible (CUC), dejando el peso cubano como única moneda franquista, el aumento de precios, el aumento de salarios (pero no tanto como de precios), transigencia de comercios que aceptan pagos nada más en moneda resistente, los cuales deben ser en forma de tarjetas de débito prepagas emitidas especialmente, y otros.

____________

COLABORA CON NUESTRO TRABAJO: La 14ymedio puesta por un periodismo serio que refleje la sinceridad cubana en toda su profundidad. Gracias por acompañarnos en este derrochador alucinación. Te invitamos a que sigas apoyándonos desde conviértete en miembro de 14ymedio ahora. Juntos podemos seguir transformando el periodismo en Cuba.



Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.