Guillermo Lasso, electo presidente de Ecuador

0


derrota al candidato de Rafael Correa, Andrés Arauz

Guillermo Lasso, presidente electo de Ecuador. Foto: Efe / Santiago Fernández

El candidato conservador abogó por la «pelotón» y el «diálogo» entre todos los ecuatorianos como fórmula para resolver problemas graves

Por EFE (Confidencial)

HAVANA TIMES – El candidato presidencial de la conservadora alianza CREO-PSC, Guillermo Lasso, resultó el vencedor de las elecciones celebradas este domingo en Ecuador. Con el 99% de las actas obtuvo el 52,46% de los votos, cinco puntos por encima de su rival Andrés Arauz (47,54%). Un impresionante 80% de los votantes elegibles acudieron a las urnas.

“Los ecuatorianos hemos optado por un nuevo rumbo, muy diferente al de los últimos 14 primaveras”, dijo Lasso desde el palacio de convenciones de Guayaquil, en sus primeras declaraciones cuando su liderazgo parecía insuperable.

Lasso es un exbanquero y candidato presidencial en tres ocasiones. Abogó por la “pelotón” y el “diálogo” entre todos los ecuatorianos como fórmula para solucionar los graves problemas que aquejan a su país, agravados por la pandemia del coronavirus.

El hombre de 65 primaveras logró datar a la presidencia en su tercer intento, tras derrotar a Andrés Arauz, candidato del ex presidente Rafael Correa. Su trofeo es un cambio radical en la política ecuatoriana, con su primer gobierno de derecha desde ayer de 2003.

El presidente electo encabeza el movimiento de centro derecha Creando Oportunidades (CREO), que fundó en 2012. Sostiene que los esquemas de izquierda y derecha “han perdido su vigencia conjuntamente”. Sin confiscación, participó en estas elecciones partidario del derechista Partido Social Cristiano.

Lasso pasó a la segunda reverso tras obtener el 19,74% de los votos en las elecciones del 7 de febrero. En la primera reverso, Arauz logró adelantarlo por más de doce puntos. Esto colocó a Lasso en desventaja.

De sus dos derrotas en las elecciones presidenciales de 2013 y 2017, el político conservador aseguró que tomó nota de las evacuación del pueblo.

Arauz reconoce su derrota

Arauz, candidato de la alianza izquierdista Unión Por la Esperanza (Unes) y heredero político del expresidente Rafael Correa (2007-2017), reconoció su derrota diciendo que es un “revés político pero no una“ derrota ”.

En un acto inusual en la política ecuatoriana, Arauz dijo a un corro de seguidores que llamará personalmente a Lasso para felicitarlo por su trofeo electoral. Dijo que esto demuestra el espíritu tolerante que orientación su formación política.

“Vamos a trabajar de forma decisiva por los diecisiete millones de ecuatorianos, sin dejar a nadie antes”, dijo Lasso. Investigación «el cambio a un país próspero» y «donde nadie tenga que tener miedo».

Pese a su trofeo, Lasso tendrá serios problemas para guiar, ya que en la Asamblea Franquista su partido casi nada tiene 12 escaños de 137, y sus aliados del PSC otros 19.

La trofeo de «Yaku»

Dos lecturas surgen de la trofeo de Lasso en las urnas. El primero, el importante voto anti-Correa ganó. En segundo oportunidad, la relevancia de los partidarios del candidato invisible en estas elecciones, Yaku Pérez. El líder indígena, que casi nada perdió frente a Lasso por el segundo oportunidad en la primera reverso de la votación, pidió a sus simpatizantes un voto torpe, que alcanzó un nivel histórico del 16,25%.

El voto indígena fue la gran incertidumbre de estas elecciones. La ruptura el pasado sábado del líder Jaime Vargas, presidente de la Conaie, para alinearse con Arauz, había sembrado una gran preocupación en el campo de centro derecha.

Y aun así, el voto torpe se acercó a la votación que obtuvo Pérez en la primera reverso como candidato a la presidencia por la formación Pachakutik.

El voto Anti-Correa

Lasso se postulaba para estas elecciones como el perdedor, a decretar por los resultados de la primera ronda. Sin confiscación, dos eventos lo ayudaron a estallar. El debate presidencial presencial del 21 de marzo, y la publicación de que su rival había estado en salario del Tira Central hasta agosto de 2020, aunque estaba en excedencia.

Tras someterse a una operación de columna en 2018, que le obliga a caminar con bordón, en la campaña Lasso buscó el apoyo del centro, el sector indígena, jóvenes y mujeres, así como grupos alejados de la campo tradicional de los socialcristianos como el LGTB.

En su discurso de trofeo prometió defender a los integrantes de este corro, así como a mujeres, madres adolescentes, campesinos, trabajadores, médicos, entre otros.

Poco más de trece millones de electores fueron convocados a las urnas en Ecuador y en el extranjero. Luego del viraje a la izquierda experimentado en Argentina y Bolivia, estas elecciones fueron consideradas un barómetro geopolítico en América Latina.

El sucesor de Rafael Correa, el todavía presidente, Lenin Atezado, se había retirado de las opiniones políticas del primero. Sin confiscación, la corriente de Correa sigue provocando amargura y división entre gran parte de la población ecuatoriana.

Si el voto torpe fue un mensaje de protesta política, la mayoría del electorado se volvió en dirección a Lasso como una opción anti-Correa.

Lea más parte y artículos internacionales aquí en Havana Times.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.