Cuba: un puño subido con esposas colgadas

0


La nueva imagen de la disidencia cubana

La rapera Maykel Castillo con simpatizantes del movimiento MSI en el distrito Habana Vieja de San Isidro.

De Cubaencuentro

HAVANA TIMES – Una imagen se volvió vírico en las redes sociales en Cuba la semana pasada: un disidente con el puño en suspensión y las esposas colgando de su muñeca, luego de que amigos y vecinos lo ayudaron a escamotear el arresto en La Habana, informó la agencia de noticiero Reuters.

La imagen es captada en un video que muestra al rapero Maykel Castillo celebrando su fuga de la policía, rodeado de disidentes y residentes en el distrito San Isidro de La Habana, el domingo. Algunos de ellos se unieron y cantaron una canción antisistema unánimente, criticando al presidente Miguel Díaz-Canel.

Castillo dijo a Reuters por teléfono, desde su casa, que este intento de arrestarlo era uno más de una serie de ímpetu que él considera arbitrarios, para intentar intimidarlo a él y a otros en el liga de artistas disidentes del Movimiento San Isidro ( MSI), en La Habana.

Cuando se le preguntó sobre el incidente, el Centro de Prensa Internacional del Ocupación de Relaciones Exteriores (que recibe solicitudes de periodistas extranjeros cuando prepara informes sobre instituciones estatales), dijo a Reuters que no haría ningún comentario.

Medios controlados por el estado como Granma El boletín, perteneciente al Partido Comunista, califica a Castillo y al MSI como participantes en un intento de “salida suave”, durante los últimos cinco meses, que afirman está siendo orquestado por Estados Unidos.

El gobierno describe a los disidentes como miembros de pequeños grupos pagados por Estados Unidos para intentar provocar disturbios y promover sus esfuerzos para derrocar al gobierno en las últimas décadas.

A los luceros de quienes quieren ver el fin del Estado unipartidista, Castillo, de 37 abriles, es un héroe. Otras personas lo ven como un inadaptado social.

La imagen muestra cómo los grupos separatistas públicos, incluso si son poco comunes en Cuba, lo son cada vez menos. Esto se debe en parte al paso a Internet en teléfonos móviles y a las crecientes frustraciones con el Gobierno durante la peor crisis económica en la isla en décadas.

Las sanciones más severas de Estados Unidos y la pandemia, que ha diezmado la industria del turismo, han corto los ingresos en divisas y han afectado al sector sabido de la bienes, que se contrajo un 11% en 2020, en medio de una creciente escasez de medicamentos y alimentos.

El MSI ha realizado eventos y exhibiciones provocativas transmitidas en vivo desde que se fundó hace tres abriles. Primero se han ocupado de la censura, pero ahora además de los problemas cotidianos.

El liga ha transformado la disidencia pública en poco más que un acción directa político tradicional. Ha atraído el apoyo de grupos de la comunidad artística y de algunos ciudadanos. No hay encuestas de opinión independientes, por lo que no es posible calibrar cuánto apoyo popular tienen.

Uno de sus principales organizadores, Luis Manuel Otero Alcantara, de 33 abriles, dijo a Reuters en la cojín de MSI, que entre el 80 y el 90% de su financiación proviene directamente de los propios artistas, a través de las ventas de su arte.

Otero Alcántara dijo que el hecho de que los ciudadanos comunes estén al banda de MSI en contra de la policía y se unan a una protesta, muestra que están comenzando a pasar el miedo a las consecuencias si hablan.

“Este es un ejemplo de lo que está sucediendo en toda Cuba. No solo está sucediendo en este vecindario. Somos artistas y somos mucho más visibles ”, agregó.

Creciente frustración

Recientemente, han surgido pequeñas protestas en todo el país, contra la censura, la cinta roja burocrática considerada excesiva o los derechos de los animales.

Analistas dicen que el extensión del paso móvil a Internet en 2018 cambió las reglas del repertorio porque permitió a los cubanos alcanzar a información fuera de los medios nacionales, controlados por el Estado.

«Esto permite que la frustración y el disenso de una persona o de una comunidad se propague en tiempo verdadero para que otras personas que tienen frustraciones similares además descubran que no están solas y pierden el miedo a musitar», señaló Ted Henken de Baruch College en Nueva York y autor de Revolución digital de Cuba.

El paso a Internet ha permitido nuevos en tilde y el surgimiento de plataformas de medios independientes y ha permitido que los activistas cubanos en la isla se conecten mejor con la diáspora cubanoamericana que surgió luego de que Fidel Castro llegó al poder en 1959.

La canción antisistema «Estado y Vida”, Armonizado por los residentes de San Isidro, fue un éxito que se lanzó en febrero con algunos de los músicos contemporáneos más populares de Cuba que ahora viven en Miami, como el dúo Concurrencia de Zona, y además contó con Castillo y otro rapero disidente en la isla.

El gobierno cubano se ha ocupado de algunos de los temas específicos que han planteado los disidentes, por ejemplo, anunció en febrero que introduciría un decreto sobre los derechos de los animales.

El gobierno ataca a los críticos que buscan reformas políticas, como el MSI y los periodistas independientes. La televisión controlada por el estado ha dedicado programas en horario de máxima audiencia para menospreciarlos y se refiere a ellos como «El añejo insignia contra Cuba y sus nuevos títeres».

«Apoyamos a miembros de la sociedad civil en Cuba y en todo el mundo, que defienden sus derechos o luchan por la independencia», dijo un portavoz del Unidad de Estado de Estados Unidos.

Algunos activistas y periodistas independientes han público públicamente que no están recibiendo órdenes de Washington, pero reconocen que reciben subvenciones extranjeras, incluso de organizaciones estadounidenses como el National Endowment for Democracy, que es financiado principalmente por el Congreso de los Estados Unidos.

Disidentes como los miembros de MSI han transmitido en vivo sus repetidos ímpetu domiciliarios y otros tipos de acoso en las redes sociales. Al menos 10 periodistas independientes de renombre han dejado Cuba en los últimos abriles, luego de quejarse de la represión estatal, según un recuento informal de Reuters.

Aun así, algunos disidentes dijeron a Reuters que no sucumben a esta intimidación.

“No importa cuánto intenten difamar el trabajo que estamos haciendo, no funcionará”, dijo Castillo. “No soy el agente de nadie. Soy un ciudadano redimido. Tengo grupo en los Estados Unidos, amigos y seguidores que me ayudan a mí ya mi arte ”, agregó.

Lea más sobre Cuba aquí en Havana Times.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.